Deporte Inclusivo : ELENA AYUSO: “El que tengamos una discapacidad no nos puede llevar a quedarnos en casa y no hacer nada. Todos podemos si nos lo prometemos”.
En la Fundación Deporte Integra trabajamos para que todas las personas en riesgo de exclusión puedan llegar a una integración global en la sociedad, y para que el resto sean conscientes de lo positivo que es que haya personas diferentes. Por eso, es importante para nosotros encontrar ejemplos de personas que hayan ido más allá de sus capacidades para encontrar su lugar.

 

elena

Con sólo 18 años, la extremeña Elena Ayuso es un ejemplo de estos valores. Elena nació con una discapacidad intelectual, pero gracias a su fuerza, a sus ganas de vivir al máximo, y a través del deporte, ha podido alcanzar metas que no están al alcance de una vida convencional.
La próxima meta de Elena es el XXVI Campeonato de Extremadura de invierno de Piragüismo, previsto para finales de este mes. Ya está entrenando duro para optar a todos los títulos.

Elena, ¿a qué edad comenzaste a practicar deporte?
Con 4 años mi madre me inició en el deporte.
¿En qué momento decidiste apostar por la piragua y empezaste a entrenar?
Con 12 años.
Seguro que hubo alguien que te echó una mano y te ayudó a arrancar en el deporte. Cuéntame cómo fue esta experiencia.
Fue mi madre la que tuvo la culpa de meterme en este gran deporte. Mi madre habló con el presidente del club, yo al principio no quería montarme y tras animarme me monté. No me caí y me gustó tanto la experiencia que hoy sigo, y doy gracias a mi madre.
¿Cómo ha cambiado tu vida desde que empezaste a dedicarte seriamente al deporte? ¿Crees que ha mejorado? ¿Te imaginas cómo sería tu vida sin el deporte?
Mi vida ha cambiado radical, hasta el punto que ha mejorado tanto que me ha brindado una familia deportiva y un futuro lleno de objetivos. No me imagino mi vida sin este gran deporte.

elena podium
¿De qué manera ha mejorado tu relación con las personas en tu vida? Con la familia, con los amigos, compañeros, etc.
Mi familia ha estado siempre a mi lado, pero el piragüismo nos ha unido más todavía. Ellos saben mi lucha y me ayudan siempre.
El piragüismo me ha servido para que mis compañeros y otras personas me conozcan y a la vez sepan que hay otras personas que con apoyo y algo más de tiempo como es mi caso, podemos hacer lo que ellos han podido lograr.
¿Por qué la piragua? ¿Probaste otros deportes antes de este?
Antes que piragüismo practiqué hípica y natación. Pero cuando conocí mi deporte me centré en él.
¿Qué tiene el piragüismo que no tienen otros deportes?
Contacto directo con la naturaleza, el agua me aporta tranquilidad  y a la vez mucha responsabilidad.
¿Qué piensas cuando estás compitiendo, sola en la piragua?
Cuando estoy en la línea de salida en competición solo pienso en dar el 100% de mí, en no caerme y llegar a la meta.
¿Qué le dirías a alguien como tú, pero que no hace ningún tipo de deporte y que lleva una vida más sedentaria (más aburrida)?
Yo le diría que el que tengamos una discapacidad no nos puede llevar a quedarnos en casa y no hacer nada. Todos podemos si nos lo prometemos, tenemos que demostrar que podemos practicar deporte y aunque nos cueste más no debemos rendirnos. Para ser iguales tenemos que luchar y demostrar que podemos.
¿Cuál tu objetivo soñado en el deporte? ¿Cuándo crees que llegará?
Mi objetivo es seguir siendo feliz en este deporte.
El primer paso ya está dado y es que la Federación Española me haya incluido en el paracanoe, siendo pionera en discapacidad intelectual. Poco a poco tendremos que luchar para poder llegar a las internacionales.
Pero como todo, paso a paso y con muchas ganas.

El apoyo de la familia es un pilar fundamental en la vida de todo deportista, sobre todo en los comienzos. En el caso del deporte adaptado, la apuesta siempre tiene que ser más comprometida, debido a las complicaciones en transporte, equipamiento, y todo tipo de adaptación. La familia Ayuso ha hecho muchos sacrificios, pero viendo el resultado en Elena, sin duda vale la pena.

¿Estáis contentos con que Elena haga deporte?
Estamos muy contentos, ya que el deporte es bueno y en el caso de Elena le ha ayudado muchísimo.
Imagino que Elena ha necesitado mucho apoyo de su familia para distintos temas. Por ejemplo asistencia a los entrenamientos, comprar material, viajes, competiciones, lesiones, cuidados médicos, etc. ¿Cómo es el apoyo de vuestra familia hacia Elena? Contadnos vuestra experiencia con ella y el deporte.
Nuestra familia ha apoyado mucho a Elena, animándola a que siga luchando y practicando deporte. Toda nuestra vida se ha adaptado a ella. Para que pueda seguir con el piragüismo ella se encuentra en Badajoz, mientras que nosotros, por motivos de trabajo, estamos en Herrera del Duque, a 200km. Eso sí, los fines de semana nos reunimos para seguirla y animarla donde haga falta, eso es así desde hace 14 años. Ha sido ella misma la que nos ha enseñado que en los momentos más difíciles de una competición, cuando ella iba la última, lo más fácil sería retirarse, pero ella jamás lo hizo y siempre llegó a meta.
¿Habéis notado alguna mejoría en el ánimo y en las relaciones sociales de Elena a raíz de la práctica deportiva? No sólo en casa, sino en todos los ambientes.
El piragüismo le cambió su vida, ya que al practicar este deporte consiguió integrase en un grupo, tener amigos, compartir, algo que desgraciadamente no tenía en su vida académica. Es cierto que la ley de educación habla de integración como algo teórico, pero que lamentablemente no se lleva a la práctica del todo.
¿Qué creéis que ha aprendido con el deporte que no hubiera podido aprender en ningún otro sitio?
Creemos que Elena a través del deporte ha demostrado que ella es igual que los demás. Con sus limitaciones, pero siempre persona. Es una buena compañera, solidaria y amiga de sus amigos.
¿Qué ayudas ha recibido Elena? Por ejemplo, ¿tenéis algún patrocinador, o habéis recibido subvenciones de administraciones públicas?
Elena ha recibido el apoyo de sus vecinos de Herrera del Duque y su ayuntamiento le patrocina su piragua. Estamos en contacto con algunas empresas para conseguir que la patrocinen. Todavía no hemos obtenido resultados, pero seguiremos intentándolo.

¿Tenéis alguna necesidad para que Elena pueda seguir practicando su deporte?
Sí. Elena empezará pronto a participar en competiciones internacionales, necesitaremos ayudas económicas para poder seguir manteniendo su ilusión y para poder seguir siendo lo que es ahora una persona con inquietudes, luchadora, competitiva y sobre todo una gran persona con inmensos valores, muchos de ellos obtenidos a través del deporte con todo lo que ello implica.
También necesitamos que la internacional, contemple la discapacidad intelectual, como válida al igual que las personas con discapacidad física, que aunque es visible los demás también tienen otras carencias y hay que luchar para que esto sea posible, ya que es complicado. Pero no por ello imposible y lo está demostrando en las competiciones nacionales.
Es cierto que a nivel nacional se debería de dar a conocer su caso para que otras personas en su estado sepan que fuera de casa las depara algún tipo de deporte que les haga sentirse más completo y sobre todo el tener algo que les haga sentirse más completó y sobre todo el tener algo que hacer o dedicarse cada día y no ver pasar las horas desde un sillón o desde la cama.
Hay que arriesgarse y salir al mundo.