Club Piraguismo Badajoz. Nov 2014.

 

Dieta ideal para Jóvenes Deportistas:

–        Si estás leyendo este pequeño documento es porque estás interesado en cuidar tu alimentación y tu salud. Eso ya es un gran paso.

–        Es posible que puedas ayudar a tu familia en la compra de los alimentos, en la preparación de las comidas, en montar la mesa y también en recogerla y recoger todo lo que se necesita en la cocina para la comida de todos. Eso también forma parte de la alimentación. Tu participación es muy importante, busca tu hueco y háblalo con tus padres, verás que es muy interesante. No todo es masticar y tragar.

–        Cuanto más variedad de alimentos tomes, más sana y equilibrada es tu alimentación

–        Haz un desayuno completo todos los días es esencial. Requiere levantarse con tiempo, dedicarle al menos 20 minutos. Previene el sobrepeso y mejora el rendimiento escolar y deportivo. Debería incluir siempre 3 elementos: 1 algún lácteo (leche, yogurt o queso), 2 pan, cereales o galletas y 3 una pieza de fruta o un zumo natural

–        Aunque no siempre sea posible, trata de comer con toda tu familia en la mesa, con normas sencillas pero con educación y respeto por los alimentos y las personas que te acompañan. Si no están todos, trata al menos de compartir tus momentos de comidas con alguien de tu familia o algún amigo. Aprovecha para disfrutar de lo que comes, despacio y charlando de las cosas buenas que te aportan cada alimento.

–        Si es posible hacer 5 comidas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

–        Toma a diario verduras y ensaladas como plato principal o acompañamiento.

–        Aprende a reconocer los principios inmediatos de los alimentos: hidratos de carbono, proteínas y grasas. Todos son importantes en tu alimentación. También las vitaminas, los minerales, la fibra y el agua.

o       Hidratos de carbono: pan, patatas, arroz, pasta, frutas, verduras y leche son alimentos básicos que tienes que tomar a diario.

o       Proteínas: carnes, huevos, pescados, leche y legumbres. Trata de comer más pescado que carne, y también proteínas vegetales: legumbres (garbanzos, lentejas, judías blancas,…)

o       Grasas: son de origen animal o vegetal. El aceite de oliva es un alimento muy beneficioso para tu salud, mucho mejor que la mantequilla o margarina.

–        Toma pocas bebidas con gas y azucaradas. El agua siempre es la mejor bebida, tanto en las comidas, como para beber cuando tiene sed

–        Evita los fritos, los platos precocinados, las pizzas y hamburguesas, aportan muchas calorías y pocos beneficios. No pasa nada por tomarlos de vez en cuando, por ejemplo 2 veces por semana.

–        Limita el consumo de productos ricos en azúcares simples: golosinas, dulces y refrescos

–        El postre más saludable siempre es la fruta

–        Diviértete con tu familia comprando en el super, leyendo las etiquetas. Experimenta con alimentos y sabores nuevos y ayudar preparar la comida.

–        Si tienes alguna preocupación especial por tu peso, por tu figura o por tu alimentación, trata de hablarlo con tus mejores amigos, con tus padres, con tus monitores y entrenadores. También te puede ayudar el profesor de educación física, tu médico o enfermera en el Centro de Salud.

–        Si tienes alguna enfermedad especial o alergia alimentaria es bueno que la conozcas bien y aprendas esos aspectos concretos que debes considerar. Aún hay muchísimos alimentos para disfrutar.

Este artículo ha sido aportado por José Morales Ruiz